Cómo elegir un disco duro externo

¿Necesitas un disco duro externo y no sabes cuál elegir? Ahí van algunos puntos en los que debes fijarte para elegir la unidad que mejor se adapte a tus necesidades.

Tipos de discos duros

HDD: Son los más económicos pero eso también los hace menos rápidos y más sensibles a los daños. Aún así siguen siendo los más vendidos, pues son una buena opción para aquellos que que buscan un disco duro secundario con gran capacidad a nivel usuario.

SDD: Son más rápidos, de menor tamaño, más silenciosos, más potentes… pero también más caros. Recomendados para aquellos que busquen una mejor calidad.

SSHD: Como podréis imaginar, son la alternativa intermedia.

Almacenamiento

Año tras año los archivos (ya sean fotografías o documentos) mejoran la calidad, y por tanto se necesita una memoria mayor a la hora de almacenar. Por eso es cada vez más común encontrar discos duros con capacidad de almacenamiento que se mida en TB (Terabytes).

Un Terabyte corresponde a 1024 GB (gigabytes) de capacidad. A su vez, cada gigabyte puede contener unas 500 fotografías de Iphone o 200 canciones digitales de Itunes.

Por lo general, si lo que vas a almacenar en tu disco duro son mayoritariamente imágenes, documentos o algo de música, es probable que con 1TB sea más que suficiente. En cambio, si lo necesitas para almacenar películas, vídeos en HD, o una cantidad importante de imágenes de alta calidad, deberás optar por una opción de varios TB.

Tamaño del disco duro

Los discos duros de 3,5 pulgadas se utilizan principalmente para torres y los 2,5 pulgadas para los portátiles. Los más reducidos son en términos generales más recomendables pues son más manejables, suelen ser más rápidos y su consumo de energía es menor.

Peso y calidad de los materiales

A mayor capacidad, mayor peso, aunque dependiendo de la marca se pueden encontrar discos duros externos más livianos que otros con la misma memoria.

En cuanto a la calidad de los materiales, los hay resistentes al agua, a los golpes fuertes, al fuego… también son más caros y menos veloces. Estos extremos son raramente necesarios para la mayoría de los compradores, lo que sí es importante es que puedan aguantar alguna caída o un corte de luz.

Velocidad

Para una mayor velocidad de transmisión, es imprescindible que el disco duro venga con USB 3.0 aunque lo vayamos a usar en un ordenador antiguo. Las unidades compatibles sólo con el USB 2.0 son más lentas.

Facilidad de uso

Importante, sobre todo si no eres experto en tecnología, fijarse en que sea sencillo de configurar. Los mejores dispositivos funcionan con PC, Mac, Android e iOS.

 

Carrito de compra

×