La pantalla Retina de Apple

La pantalla Retina 

Retina viene a ser un término de marketing utilizado por Apple en sus iPhone y Mac para indicar que una pantalla tiene una calidad concreta.
El criterio que debes tener en cuenta en una pantalla Retina es su densidad de píxeles (DIP).


El día que Apple lanzó el iPhone con la primera pantalla Retina, lo definió como si tuviera una pantalla con tantos píxeles cercanos entre sí que eran imperceptibles para el ojo humano. No verías píxeles individuales, sino la imagen que esos píxeles forman.


 Hay dos elementos cruciales para determinar si los píxeles son perceptibles: densidad y distancia entre ellos. Cuanto más lejos estén tus ojos de la pantalla, menor será la densidad de píxeles necesaria para hacer que los píxeles desaparezcan y formen una imagen.


La idea es que una pantalla se clasifica como Retina si es lo suficientemente nítida para que el ojo humano no pueda ver píxeles a una distancia de uso normal.
La pantalla Retina duplica el número de píxeles en sentido vertical y horizontal, lo que significa que tienes cuatro veces más píxeles que en aquellas pantallas que no lo son.


Que una pantalla sea Retina no se no quiere decir que sea una pantalla con la resolución más alta posible (aunque hay pantallas Retina con una resolución de hasta 4-5K), pero si que llega a ser el equilibrio óptimo entre la nitidez de la imagen y la potencia necesaria para visualizar dichas imágenes.

Carrito de compra

×