Cuando queremos comprar un nuevo televisor, pantalla de ordenador, o incluso un teléfono móvil, podemos encontrarnos con que estas vienen diferenciadas por los términos LED, OLED, QLED, AMOLED y nosotros queremos ayudar a resolver vuestras dudas a la hora de elegir un dispositivo de uno u otro tipo.

LED

Las más básicas y comunes, indican que la iluminación de nuestra pantalla se basa en diodos luminosos. Las hay de dos tipos
FULL LED: la pantalla está iluminada en su totalidad por diodos
EDGE LED: la pantalla está iluminada solo en los bordes
La FULL LED nos da un mejor contraste que la EDGE LED. Dentro de las pantallas LED tambien podemos encontrar diferencias en el tipo de panel, ya sean TN, IPS o VA.
Panel TN: es el más común (por lo que si no viene especificado seguramente tenga este panel), el más económico y el que menor tiempo de respuesta tiene.
Panel VA: es un poquito superior al panel TN porque reubica los diodos para evitar fugas de luz, por lo que su tiempo de respuesta suele ser mayor.
Panel IPS: mejora el contraste, los colores y la visión lateral, el tiempo de respuesta es mayor que en los otros dos tipos.

OLED

Están basadas en emisores de luz orgánicos que permiten a cada píxel iluminarse de forma independiente.Dan un mejor control sobre el brillo y el contraste mejorando notablemente la calidad de imagen respecto a las pantallas LED, pero su tiempo de vida útil también es menor respecto a estas pantallas.
En cuanto a consumo de energía, contraste y calidad de imagen mejoran bastante respecto a las pantallas LED.

QLED

Es una tecnología desarrollada por Samsung como alternativa a la tecnología OLED. La activación de los píxeles en los paneles QLED se puede hacer de manera más precisa mediante pequeños cristales semiconductores de entre 2 y 10nm. Esto les permite jugar mucho mejor con el contraste y asemejarse al OLED en su ventaja principal un mejor contraste para unos negros más profundos.
Las diferencias con las pantallas OLED radican principalmente en más volumen de color y menos saturación, y también nos permite llegar a unos niveles de brillo más altos, este extra de brillo de los QLED permite obtener imágenes más luminosas, ideales cuando la pantalla se está observando a plena luz del día.
También tienen una mayor durabilidad puesto que no son orgánicos y su precio suele ser menor al de las pantallas OLED.
Por otra parte, el negro puro es inalcanzable para el QLED. Aquí el OLED no tiene rival por ahora por una sencilla razón: como no necesita de una fuente de iluminación externa, es capaz de conseguir el negro puro. Los tiempos de respuesta también crecen respecto a las pantallas OLED y al necesitar una fuente de alimentación externa siempre tendremos dispositivos un poco más gruesos que en una pantalla OLED.

AMOLED

Son bastante similares a las OLED, pero cada diodo se activa de forma electrónica solo cuando es necesario.
En cuanto a consumo de energía, estas son las pantallas más eficientes sin ninguna duda.
Su vida útil es la más baja, y su precio es el más elevado respecto al resto de tecnologías.
Tienen dos estructuras de subpíxeles diferenciadas, la estándar RGB y la RGBG Pentile, lo que hace que en ocasiones consigamos una definición impresionante en algunos casos y un desastre en otros.

 

 

 

Carrito de compra

×