Os traemos la comparativa entre los modelos más icónicos de Samsung, englobando las series S, A, J y M ¿Cuál es mejor? ¿Qué es lo que estoy buscando?

La conocida marca coreana Samsung fábrica varias líneas, gamas o series de dispositivos que se diferencian una de la otra en varios aspectos. Las líneas más populares de Samsung en cuanto a teléfonos inteligentes son las series Galaxy S, Galaxy A, Galaxy J y la Galaxy M

Diferencias entre las principales series Samsung

Es muy simple diferenciar los modelos: S > A > J. Es decir, en la gama más alta estaban los mejores y más completos Samsung S, en un punto intermedio los Samsung A, y en la gama baja los Samsung J. Esto se evidencia ya que en ese mismo orden se encuentra el rango de precios de cada modelo o serie.
Con la reciente desaparición de los Galaxy J y su sustitución por los Galaxy M, Samsung ha reestructurado sus líneas de dispositivos.
La serie S sigue a la cabeza con los mejores dispositivos de gama alta. Por debajo se encuentran la serie Galaxy A y la Galaxy M, prácticamente iguales, pero cuyos dispositivos destacan en diferentes apartados (ahora los analizaremos más detalladamente) por lo que en la comparativa los clasificaremos de la siguiente manera: S > A/M > J

¿Cuál es la mejor serie?

Para empezar, la serie Galaxy S es lo máximo de Samsung (junto a la serie Note) en cuanto a teléfonos inteligentes. Cuenta con lo último en tecnología y especificaciones, por lo que obtienes el mejor rendimiento y velocidad posible, además de la mejor cámara y calidad de pantalla si hablamos exclusivamente de la marca Samsung. También tienen una buena capacidad de batería y un diseño y construcción «premium» con materiales de buena calidad, la "desventaja" de esta serie es que suelen tener el precio más alto de todas las series Galaxy.
La serie A de Samsung estará numerada así: A10, A20, A30, A40, A50, A60, A70, A80, A90. Mientras más alto el número, mejor será el teléfono.
En el caso de la serie M, ya tenemos los modelos M10, M20 y M30 a la venta. De igual forma que en la serie A, mientras más alto el número será mejor el dispositivo.

Diferencias series A y M.

Las series A y M, están en un mismo peldaño, pero por debajo de la serie Galaxy S. Son sus hermanos menores. Por ejemplo, en los modelos más básicos A y M (A10, M10) verás acabado en plástico (vs. metal y vidrio que viene en los Galaxy S).
En cuanto a software, la situación es similar. Los Galaxy S siempre reciben la actualización antes que la serie A o M, durante al menos dos años.
Las series A y M tienen como ventaja su gran batería, que incluso puede ser superior a la de los Galaxy S. Por otro lado, si bien la serie A y M son similares, tienen sus particularidades. Puedes encontrar una mejor pantalla y software en la serie A, mientras que en la M una mejor batería y RAM. 

Conclusiones

Sea cual sea el teléfono Samsung que compres, J, A, M o S, todos están garantizados en cuanto a durabilidad y funcionamiento. Samsung es una marca de enorme reputación que fabrica equipos confiables en cualquiera de estas gamas. Todos están capacitados para realizar las mismas funciones que cualquier smartphone: comunicaciones, multimedia, apps, etc.

La principal diferencia entre series, además de los acabados, es la potencia, por decirlo de alguna forma. Lo que destaca en los equipos más caros es que van a ofrecerte una experiencia más óptima y de mayor calidad. Mientras más alta sea la gama, tendrás una mejor cámara, pantalla y experiencia en general.

 

 

Carrito de compra

×